jueves, 2 de junio de 2011

Ligues

Hace una semana salimos un grupo de amigos de toda la vida. Un amigo mío, Jose, es muy gafe y cuando se refiere a mujeres aún más y peor. Es muy buen chico pero putón verbenero que vé, putón verbenero del que se enamora hasta las trancas. Y como es de esperar luego se queda hecho polvo y llorando por los rincones.
Ese era el estado anímico de mi amigo el fin de semana después del último abandono por parte de su ex , digo último porque en el penúltimo la chica le puso los cuernos, se quedó embarazada  y volvió rauda y veloz a los brazos de mi amigo quien no sólo la perdonó sinó que la acogió en su piso y prometió poner su apellido al bebé para luego irse con el otro. Vaya, un peliculón.

Nosotros, para alegrarle ( y para celebrar que las cosas al final han seguido su camino) decidimos salir. Fuimos a una terraza donde se puede tomar algo y bailar dentro del local. Mi amigo que huele los problemas como tiburón gota de sangre se fijó en una brasileña que iba sola, todos vimos sus miradas y nos dió mal rollo. La chica llevaba falda y camiseta de niña de 8 años y el figura fue y empezó a hablar con ella. Ais, que mala vista tiene el pobre. Y venga a bailar y bailar. Después de una hora pelando la pava nos dice Jose cogido de la mano de la sabrosona: Me voy para casa. Se nos quedó cara panoli, fue salir del garito y un camarero se nos acercó con media sonrisa: ¿Ya sabe que es una profesional? Se nos puso cara de idiota a los cuatro. Salimos todos corriendo para avisarle pero ya no los pillamos, tampoco cogía el teléfono ( donde tendría metidas las manos)...Así que estuvimos especulando y descojonándonos por la situación hasta tarde.
Al día siguiente, antes del café con leche, le llamamos para ver que había pasado, por su seguridad , no porque somos cotillas, que quede claro.  Nos contó que se morrearon en el taxi y cuando estaban en el portal de casa de mi amigo ella le dijo: Amor, son 80 la hora, sabes, ¿no? ( debió darse cuenta que Jose no se enteraba). Y ahí acabó la noche de pasión.

6 comentarios:

  1. Por favor, que suerte tiene tu amigo, no? Conozco a unos cuantos de esos, lo malo es que luego, cuando llegamos las que no somos así, no nos creen.

    Menuda cara se le tuvo que quedar en el portal, pobrecillo!

    ResponderEliminar
  2. La verdad que un poco se lo busca, tiene muy mal ojo y mira que le avisamos de las cosas, una vez salió con una a la que recogía de hoteles porque decía que vivía en hoteles...ya nos olía mal la cosa, era una cosa muy rara. Les gustan las que parecen mosquitas muertas con mucho misterio, dice que le acojonan las mujeres con carácter y que dicen las cosas claras, luego las mosquitas muertas no lo son tanto.

    ResponderEliminar
  3. me he acordado del chiste. "He conocido auna chica con un cuerpo perfecto, unas piernas, unas tetas, un culo.. " "Y de cara?" "ufff, de cara, carísima..."
    Pobrecito :S
    Si es que el hombre es el único animal que tropieza 2 veces con la misma piedra...

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaj, pues sí, tropezará todas las veces que se le ponga una chica que no le convenga por delante.

    ResponderEliminar
  5. Por su seguridad, no por cotillas, claro... Ja, ja, ja! Era lo que pensaba, claro, claro...
    Preséntale a una buena chica, por lo que dices debe de ser un buenazo el pobre.
    Un beso reina, feliz finde!

    ResponderEliminar
  6. De bueno es tonto...pero las chicas buenas no le gustan, así que seguiré cotilleando,me temo ( con tooodo el dolor de mi corazón, claro)

    ResponderEliminar

Comentarios