domingo, 5 de junio de 2011

Alas de murciélago

Estaba ayer en la caja del super para pagar y delante mío había una pareja de casi-treinta. La chica levanta el brazo y lo pone como Popeye para sacar bola y le dice al chico: Crees que los tengo flácidos?. El chico le responde: Parecen alas de murciélago. La chica se rió y siguieron la compra.



Claro que en cuanto llegué a casa saqué mis alas de murciélago e hice un escrutinio minucioso. Alas semienforma, sobran los 3 kilos de Navidades, pasando gradualmente de reloj de arena a botijo, los pechos cada año se parecen más a lenguados. Hasta aquí controlado y superado.... pero me giro y horror de los horrores, este año la celulitis gana (mucho) terreno y se afianza.  Me preguntaréis cómo no me he dado cuenta antes, en mi defensa diré que soy miope y cuando me meto en la ducha me quito las gafas y no veo un pimiento, la celulitis ha quedado difuminada hasta ahora...y como ataca por la retaguardia no me he dado cuenta. ¿ Y ahora qué? He mirado por internet y he pasado de los remedios caseros a los farmacéuticos a los ritos de magia. Parece ser que no hay mucho que hacer para evitarlo y el moreno de la playita parece que lo evita, así que este año me pongo negra.

7 comentarios:

  1. Ay hija, estás como yo, que ayer descubrí que la bromita de dejar de fumar me ha supuesto 6 kilazos como 6 soles... que horror, que depre!!!

    Por cierto, el chico del super es un poco capullo... Alas de murciélago, ya le vale

    ResponderEliminar
  2. Sí, yo cuando dejé de fumar me pasó lo mismo...un asco. Ahora quiero empezar a hacer algo de deporte, pero me canso jejejej.

    A mí también me hubiera molestado que me dijeran lo de alas de murcielago, parece un poco cruel pero la chica no dijo nada.

    ResponderEliminar
  3. yo creo que no me voy a poner a prueba delante del espejo porque creo que no paso el examen...me pasa igual que a tí, que cómo soy miope sin gafas de cintura pa abajo ya me coge muy lejos para ver al detalle. jeje
    Mejor...

    ResponderEliminar
  4. Yo sin gafas antes de la ducha me veo estupenda, me miro al espejo, meto tripa y fantástico jejeje creo que todas pasamos el exámen, es que somos muy exigentes y tenemos poco tiempo. Pero arregladitas estamos monísimas. Además la celulitis me importa un pito cuando me voy de pinchos. ¿Qué sería la vida sin un heladito o unas bravitas?

    ResponderEliminar
  5. Lola, con ir a la playa sin gafas, solucionado, no? yo creo que nos acomplejamos (yo incluida) demasiado pronto, sólo hay que mirar el resto de cuerpos en la playa. Si, seguro que hay una con bikini de infarto, 18 años y estupenda, pero... ¿y el resto?
    El que no se consuela es porque no quiere!

    ResponderEliminar
  6. Lola la vida es eso: unos pinchitos, una tapita, un corderito en segovia cuando se puede....mojar la salsa de cabrales con pan crujiente y tomar un vinito.... y hacerlo sin remordimiento, con alegría....yo tengo cada día más claro que he nacido para ser feliz.....

    ResponderEliminar
  7. Tenéis más razón que un santo. Yo preferiría no tener celulitis...pero si es a cambio de no rechupetear helados en verano...pues no. Ir a la playa sin gafas es un peligro, ¿y si me equivoco de toalla y de novio?;)

    ResponderEliminar

Comentarios