jueves, 19 de mayo de 2011

Mangando en el súper

Hoy he ido a comprar al súper de siempre y he visto como un señor de unos 40 abría un paquete de galletas y se las metía por el pantalón ( presumiblemente por los calzoncillos sino le hubieran caído por las perneras). Me he quedado tan alucinada que he tenido que mirar dos veces( ¡vaya paquetorro! )y el hombre tan fresco.



No es la primera vez que veo que alguien roba (en Navidades ví a un tipo metíendose tres polvorones de golpe en la boca, un vituoso con la boca, el tío). Pero esa modalidad de galletas en los calzoncillos es nueva.
Hace unos añitos trabajé en un súper de cajera y los robos eran habituales, algunos con más chispa que otros. Recuerdo una señora que salió del súper con una pata de jamón en el abrigo ( sobresalía la pezuña por la parte del cogote de la señora y ella venga a negarlo). Y unos chavales que se pimplaron un cartón de Don Simón y luego no encontraban la salida. Hay otros que no es que roben pero hacen cosas raras, como una señora que abria los tarros de mermelada, metía el dedo y ...a chupar a ver cual estaba más rico.
Y es que algunas veces ir a comprar es más entretenido que ir al cine.

8 comentarios:

  1. Que fuerte... Creo que deberías hacer una recopilación de anécdotas de esas, seguro que nos reímos un rato (yo tengo pendiente la de cuando era dependienta de stradivarius)

    ResponderEliminar
  2. He trabajado en un montón de sitios...si explico anécdotas no paro, la gente a veces hace cosas bien raras

    ResponderEliminar
  3. Ay lola, yo estoy con Drew, tienes que crear una recopilación de vivencias en el súper...
    hay gente para todo, pero lo de meter el dedo en las mermeladas, eso es de no pensar en nadie y tratar de joder a todo el mundo....

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que hay gente un poco guarrilla por ahí, ya haré un recopilatorio, prometido

    ResponderEliminar
  5. jajajaja no me creo lo de la pata de jamón, qué bueno!
    Te he descubierto a través de las dos locas que firman más arriba. Un placer. POr aquí me quedaré.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias! Me paso por tu blog!

    ResponderEliminar
  7. Uf, a mi me da pena, porque si ha robado unas miseras galletas quiza es que no tiene ni para comer.
    Lo del jamon yo lo vi en un super tambien, un chaval se metio un jamon bajo el abrigo y subio las escaleras como un loco, yo llegue a ver solo un tio corriendo nervioso, pero intui que el abrigo iba muy abultado. Al rato bajo una cajera diciendo que uno queria salir con un jamon pero el guarda lo habia detenido, entonces el tio solto el jamon y escapo segun me conto.
    Mi hermano tambien trabajo en un super y me contaba cada cosa.... habia algunas que entraban con bolsos grandes de playa e iban a destajo, sobre todo alcohol.

    ResponderEliminar
  8. Jajajja o sea que lo del jamón es un clásico! Vaya tela, no sé se puede ser más discreto no? Sí hay gente que manga de todas las maneras posibles!

    ResponderEliminar

Comentarios