jueves, 19 de mayo de 2011

Los guaperas

Cuando estoy trabajando en la copisteria, justo cuando más trabajo hay se produce el fenómeno guaperas, no me refiero a que venga un tio buenorro sino a uno que va de buenorro y siempre siempre siempre hace entrada estelar cuando una tiene cincuenta dossiers que fotocopiar y montar y hay una cola que da dos vueltas a la manzana.



Normalmente estos tipos no quieren ligar aunque todos se dan un aire ligón un poco ranciuno (la mayoría de las veces están casados) lo que quieren es subir su autoestima sin pasar por consulta. La excusa para dejarse caer y dar la chapa es inexistente ( '¿cuánto vale una fotocopia de DNI?' y no hacer ninguna), es tocar los cojones por el arte de hacerlo. Se saltan la cola, te chistan ('tsi, tsi, chica!'), entonces es cuando empiezas a mirar la los lados por si hay alguien más cerca para responderle. En caso que no haya nadie le ignoras la primera vez y te concentras en el trabajo y pones cara de agobiada. A veces funciona, otras no.
Hoy no ha funcionado. El guaperas de turno me ha explicado ( a mi y a toda la tienda) de cabo a rabo su curriculum, ha puesto a parir al jefe de su empresa y a otro compañero que se ha llevado un mérito que supuestamente era de él ("ya sabes como va el mundo... favoritismos y envidias porque soy más joven  y más guapo wajajajajaja"). Cuando se ha descargado se pira sin más.
Tendría que denunciar a mi jefe por pluriemplearnos: fotocopista y psicóloga por menos de diez euros la hora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentarios