sábado, 14 de mayo de 2011

Haciendo de canguro

Mi vecina tiene un niño de 5 años, muy majo y bueno. Los fines de semana viene a trastear por casa y algún que otro día le hago de canguro en la suya.

Ayer por la tarde mi vecina tenía que ir a ver a su suegra que vive un poco lejos, está enferma y no quería que el niño fuera con ellos así que me quedé de Mary Poppins en su casa. Sesión de dibujos "Up" se sabe los diálogos de memoria pero le encantan , y después llega la hora de bañarse. Le encanta el agua y en la bañera dejo que meta sólo un juguete pequeño ( la última vez no puse límite de tamaño y metió el barco pirata de  Playmobil al completo) pero ayer estaba preguntón.



N: Lola...¿tu tienes pito?

( Sabe que las niñas no tienen pito pero es su "opening" a las preguntas peliagudas)

L: Ya sabes que las niñas no tienen pito.
N:Síííí, ¿pero ninguna tiene?
L: No, ninguna.
N: Y tú ¿porqué tienes la barriga tan gorda?
Ahí me quedo blanca, pienso, mañana a régimen. Me miro la barriga y palpo un poco a través de la camiseta. No es pa' tanto!.
N: No, esa barriga no, la de arriba.

Vale, abdominales superiores ya... El niño pierde la paciencia y me pone una mano en una teta: Esta barriga, no la de abajo!

Ais, lo del pito lo tenía controlado pero que le han dicho sus padres de los pechos????

L: Anda, te seco y cenamos y luego te leo un cuento...

En cuanto oye la palabra o "cuento" o "parque" se vuelve loco. Así la conversación derivó rápidamente hacia el cuento y la cena. 

2 comentarios:

  1. El niño es un listo, eh??? Y tu, con mucha mano izquierda!

    ResponderEliminar
  2. Está que lo quiere saber todo, estilo shin chan!

    ResponderEliminar

Comentarios