miércoles, 26 de febrero de 2014

Las apariencias importan

En algún sitio leí alguna vez que la gente alta cobra más que los bajitos, los rubios más que los morenos y los hombres más que las mujeres. Lo que no leí es que si eres mujer, bajita, morena y vistieras informal, desaparecieras del espectro visible.  

Esta mañana tenía entrada para una exposición de empresas, de esas que ponen tu nombre y el de la empresa para la que trabajas (en la mía ponía visitante de otra galaxia) en una tarjetita que te colocas en la solapa. Me ha sorprendido ver que a no ser que seas o parezcas ser algo en la vida, normalmente no te hacen ni puñetero caso en ningún sitio, sólo las azafatas que presentan productos son muy amables y te responden a tus preguntas, los responsables de los stands pequeños después de darte un repaso general de pies a cabeza suelen mirarte la tarjeta de la solapa antes de abrir la boca para saber de que empresa eres, si no perteneces a ninguna, no les interesas y te sacan de encima con una escueta respuesta y cara de asco. Los negocios son los negocios y en este mundo parece que sólo los hacen los gordos rubiales con traje, metro noventa y doscientos kilos, para ellos todo sonrisas y todo explicaciones, aunque no alcances a ver de que empresa vienen. 

Origen de la foto en este enlace

Recuerdo en una empresa que trabajé hace unos años que un hombre joven se presentó con un currículum con foto donde se le veía ...con una escafandra, por supuesto el puesto no tenía nada que ver con el Nautilus ni con el fondo del mar ni el espacio exterior pero por alguna razón al hombre le pareció buena idea poner esa foto allí. Nunca lo contrataron. 

Entiendo la diferencia entre lo adecuado y lo elitista y lo de hoy era estúpidamente elitista. Mi conclusión de hoy es que el mundo es demasiado competitivo, y por lo visto, las apariencias son de lo más importante. Así que esta misma tarde me voy a las segundas rebajas a ver si encuentro unos tacones y un traje que de el pego, lo de las mechas californianas lo dejaremos para más adelante.

14 comentarios:

  1. Pues yo algo he hecho mal, porque soy alta y rubia, y cobro una mierda. Bueno, igual es que soy rubia de bote?? O todo tendrá que ver con ser mujer?
    La sociedad en general es clasista y solo importan las apariencias. Un asco vamos.
    El tipo de la escafandra, ya le echó un par eh? jejej
    Muaks

    ResponderEliminar
  2. Hola Trax!!!! Pues habrá que investigar que pasa,que a lo mejor estás dejando pasar un pastón por ahí y no te das cuenta jajajaja.
    El de la escafandra tenía pocas ganas de trabajar, mucho me temo. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hombre, lo que es verdad es que si vas con pintas de cutre (cosa que yo hago a menudo) no te tratan igual que si vas toda mona y emperifollada. Ahora bien, yo soy rubia y de estatura normal y estoy en paro, así que tampoco creas que es infalible, jejejeje
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pintas de cutre nada de nada, que sinó que echan monedas con lo estirados que son, pero traje no llevaba que la cosa no era para ir de largo. Pues dicen que altas y rubias ganan más...estadísticas de la cuore seguramente jajajajajaj

      Eliminar
  4. Loliiiiiiii! que bien que estás de vuelta! Pensé que no volverías. Qué feliz me hace leerte de nuevo. Un besazo. Paola

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paola, muchas gracias, yo también estoy muy contenta de haber vuelto. Un beso enorme! XD

      Eliminar
  5. Jajaja qué cachondo el de la escafandra xDDD

    ResponderEliminar
  6. Sí, se debió poner la escafandra y desorientarse...

    ResponderEliminar
  7. Esto es tan verdad! Igual que a los guapos todo les sale mejor que a los feos!!! En fin, que una cosa que tambien cuenta mucho y la puede tener cualquiera es la actitud y no darse por vencido!!!!! pero bueno, si encima te pones un traje mono, mejor que mejor! :-)

    ResponderEliminar
  8. Sí, lo mío es actitud y obstinación, que soy un despiste pero cuando se me mete algo en la cabeza no paro. Pero un dulce no amarga a nadie y si lo tengo más fácil con traje y tacones( aunque todo tiene un límite)...pues para ahí que vamos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Una escafandra? Pero ¿en qué piensa la gente?... Tuve un jefe, hace años, que decía que la imagen pesaba un 50% en el trabajo. Yo le dije que era un exagerado pero me lo estoy empezando a creer. Qué lástima... Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que piensa la gente es un misterio, por suerte! jajajaja. Lo de la imagen, creo que es verdad, no sé en cuanto pesa pero debe ser determinante en las primeras impresiones y clave para que decidan si darte un trabajo o no. Besos!!

      Eliminar
  10. Uy, no puedo comprobarlo, compenso por lo de alta y morena.

    ResponderEliminar

Comentarios