jueves, 23 de enero de 2014

Principio de exclusión de Pauli

El fin de semana pasado fue el cumpleaños de un amigote de mi novio, yo andaba un poco griposa y le dije que fuera él a cenar que yo me quedaba en casa incubando. Después de medio farfullar que siempre va sólo a todos los sitios y que tenía enfermedades imaginarias, se marchó bastante mosca. El tema de que tengo enfermedades imaginarias es recurrente, sea tortícolis, dolor de cabeza, regla o lo que sea, no concibe que uno se encuentre poco en forma sin ir al hospital de urgencias.
 El muchacho no llegó muy tarde, muchos de sus amigos son padres de familia y antes de las 12 ya están en casa, pero llegó con la risa floja que le entra cuando se pasa con el "tinto de verano". Como era de esperar al día siguiente le dolía la cabeza y un ojo. Pensé que así de fino iría que debió meter el ojo en el dedo o vete tú a saber donde.

El lunes después del trabajo venía compungido : Ai, Lola, tengo un escozor en el ojo que no es normal,tengo que ir al médico. Pausa dramática. Creo que tengo un glaucoma... Un glaucoma, ni más ni menos, sea lo que sea eso. Teniendo en cuenta que no es médico y que cada vez que dice que le duelen los riñones los señala a la altura de los pulmones pues me flipó el auto-diagnóstico (sacada de internet, como buen Don Palomo). Al final le miré el ojo para ver si encontraba el "glaucoma" o lo que fuera y después de una breve exploración le saqué una lentilla doblada y enganchada entre el párpado y el ojo. En cuanto me vio la cara de sorna ya sabía que se le avecinaba. Tanto lo entendió que se pasó el fin de semana ahuecándome los cojines del sofá y preparándome leche con miel para dormir.

Pauli ,que nunca tuvo dolor de ojos.
 Foto  sacada de aquí.


 El lunes saqué el tema porque me mataba la curiosidad de como pudo ver lo que comía el sábado con la lentilla en la coronilla con lo cegato que está y qué se sacó del ojo antes de ir a dormir. Según dice el loco, se puso una lentilla y al ponerse la segunda le dió la sensación que se le caía, la buscó por la pica del baño pero no la encontró, así sí que abrió el paquete de lentillas nueva y se puso otra. Llevaba dos lentillas en la córnea y una bailando la rumba por el ojo, por eso veía bien durante la cena y se sacó dos lentillas.

Ojo a la virulé por poner en aprietos
el principio de exclusión de las lentillas. Fotos sacadas de aquí


Y es que hay un principio de física para esto, el Principio de exclusión de Pauli, que dice que no pueden haber dos fermiones iguales con el mismo estado cuántico a la vez. O lo que es lo mismo: no te pongas dos lentillas iguales en el mismo ojo a la vez.

7 comentarios:

  1. Ayyyyyyy eso tiene que doler!!!! Yo nunca he llevado lentillas, pero ahora si alguna vez las necesito ya tendré un motivo más de mega preocupación :-P

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Drew! Si algún día llevas lentillas y te pasa cualquier cosa, tienes a Tarek para que te eche un cable. No te preocupes!

    ResponderEliminar
  3. Jajajaja. A mí una vez me pasó algo parecido. Me puse las dos lentillas en el mismo ojo. Menos mal que me di cuenta a tiempo, al notar que con uno de ellos no veía nada y con el otro veía muy raro. Jajaja. Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, debe ser más común de lo que pensaba, tú te distes cuenta pero el loco parece que abrió otro paquete para insistirrrrrr. Un beso!

      Eliminar
  4. Jajaja buenísimoooo!!! Yo tengo una amiga que se dormía con lentillas cada vez que hacíamos fiesta de pijamas en mi casa de campo xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, debía levantarse con las lentillas pegadas a la córnea!

      Eliminar
  5. Aparta que me tiznas!! díjole la sartén al cazo...Es bien sabido que los que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición. Habiendo nacido con un amplio abanico de características innatas, puedo afirmar que la hipocondría no se encuentra entre ellas, siendo ésta una capacidad adquirida por reflejo espontáneo del ser más amado.

    Besos Lolita, eres la mejor (y muy divertida).

    ResponderEliminar

Comentarios