viernes, 31 de enero de 2014

Expectativas paternas

Los padres siempre están orgullosos de los hijos, hagan lo que hagan. Aunque en el fondo de su corazón hayan tenido expectativas muy diferentes de lo que ha finalmente han hecho los hijos. En mi caso mi padre quería que fuera abogada y que no tuviera novio hasta los 35 y mi madre, que fuera una enfermera presumida y me casara con un médico de mínimo un metro ochenta. Pero el Karma me envió a este mundo para que mis padres entendieran que la decepción es muy sana, conque mis padres son duros de roer, me enviaron con un déficit de atención sin hiperactividad. Así que en la adolescencia pasaron rápidamente del 'Ay que ver que bien me estudia, va para abogada-médico-presidenta-de-los-EEUU' al 'Por lo menos no se droga...' . 
Si mide más de 1.80m....

Cuando a los veinti-treinta me diagnosticaron déficit de atención (¡a buenas horas, mangas verdes!), mis padres hacía lustros que ya tenían asumido que como mínimo venía de Marte, que si me tenía que aguantar un novio tenía que ser otro marciano y que tendría suerte si acababa la carrera antes de la jubilación. 

He oído trillones de veces eso de porque no podía ser como la hija de Fulanita o como mi amiga Menganita, que se sacaron medicina/abogacía, se casaron con un hombre alto y ahora tienen 2 hijos y una casa de verano. Y de mis profesores que deje la carrera y me dedique a la cría del champiñón. Pero como es mi vida, no lo hago porque no me da la gana. Y porque a mí me gustan más las ciencia en las que no se abre a personas ni animales ni hay involucrados vegetales, aunque me cueste ponerme a estudiar. Y porque existen profesores que te motivan a hacer aquello que te gusta. Y porque me van los hombres divertidos y guapos y me importa un comino cuanto midan, además yo soy un tapón. Y porque me dan repelús los médicos. Y porque aunque me gustan los niños aún no pienso en tener. Y porque soy feliz con mis dos gatos... Aunque lo de la casa de verano mola, en eso sí que me dan envidia la hija de Fulanita y mi amiga Menganita pero por desgracia si tuviera dinero para una casa de lo que sea me lo patearía en viajes mochileros a la Cochin-China, literalmente.
Foto de la Cochinchina, link aquí


Ahora mis padres son más felices han dejado de preocuparse de mis cosas para preocuparse de ellos mismos. Mi madre se alegra cuando me pongo pendientes o me pinto las uñas, ha aceptado que el Loco no llegará al metro ochenta ni con plataformas, que me mareo cuando veo sangre o un corte y que no voy al médico ni para aspirinas. Mi padre ha sido más difícil de conformar, parece que tolera bien al Loco porque lo debe ver manejable (ejem...) y está contento de que haya pasado la adolescencia sin necesidad de los servicios de un abogado. 




jueves, 30 de enero de 2014

Salto de valla en el metro

Ayer tenía prisa, una entrevista de trabajo, iba con tiempo pero los nervios hacen que quieras estar antes. Llego al metro, paso la tarjeta, agotada. Saltan dos adolescentes para pasar al metro. Rebusco en el bolso porque juraría que tengo una casi nueva, ¿o es la que se me acaba de agotar que se gasta ultrarápido? Pasa una chica la tarjeta y un chaval se le engancha a la espalda y pasan los dos. Voy a sacar tarjeta nueva y me acuerdo que tenía que sacar dinero, llevo 5 euros (porca miseria), la tarjeta de 10 viajes cuesta 10 euros y pico. Un hombre hecho y derecho abre la puerta de salida y entra sin pagar. El cajero más cercano está en el quinto infierno, si saco dinero, llego tarde seguro. Pago un billete 2.15 eurazos!!!! Pasa sin pagar una señora con un carrito de la compra con altavoces incorporados y el acompañante, un señor con un instrumento. Mientras paso la vaya, sin saltar pero de una mala uva impresionante, una chica pasa pagando por el torno contiguo.

Foto sacada de aquí


Voy parte de mi trayecto en metro con los que no han pagado y encima me toca escuchar los berridos del energúmeno del carrito y que la doña pase el vasito. Llego a destino y ni cristo me ha pedido el billete. La entrevista de trabajo, una mierda, las condiciones no son las mismas que dicen en la ETT: media jornada, no entera; tampoco está en el pueblo que me dijeron sino al triple de distancia y además tengo que estar un año por ETT, en lugar de 3 meses. Sobre el salario lo primero que me han preguntado es cuanto es lo que pensaba cobrar, me ha sonado al programa de los empeños de Explora, cuando el usurero pregunta cuanto es lo mínimo que aceptaría. Me han dicho que durante esta semana aún estarán entrevistando a candidatos. 

Casualidades de la vida, cuando el loco ha venido de su trabajo me ha dicho: ¿Sabes el tío con gafas y delgaducho muy antisistema que siempre la está liando?¿ Y el amigo bajito y rellenito? Pues menudo empujón me han pegado para detrás mío en el metro ...

jueves, 23 de enero de 2014

Principio de exclusión de Pauli

El fin de semana pasado fue el cumpleaños de un amigote de mi novio, yo andaba un poco griposa y le dije que fuera él a cenar que yo me quedaba en casa incubando. Después de medio farfullar que siempre va sólo a todos los sitios y que tenía enfermedades imaginarias, se marchó bastante mosca. El tema de que tengo enfermedades imaginarias es recurrente, sea tortícolis, dolor de cabeza, regla o lo que sea, no concibe que uno se encuentre poco en forma sin ir al hospital de urgencias.
 El muchacho no llegó muy tarde, muchos de sus amigos son padres de familia y antes de las 12 ya están en casa, pero llegó con la risa floja que le entra cuando se pasa con el "tinto de verano". Como era de esperar al día siguiente le dolía la cabeza y un ojo. Pensé que así de fino iría que debió meter el ojo en el dedo o vete tú a saber donde.

El lunes después del trabajo venía compungido : Ai, Lola, tengo un escozor en el ojo que no es normal,tengo que ir al médico. Pausa dramática. Creo que tengo un glaucoma... Un glaucoma, ni más ni menos, sea lo que sea eso. Teniendo en cuenta que no es médico y que cada vez que dice que le duelen los riñones los señala a la altura de los pulmones pues me flipó el auto-diagnóstico (sacada de internet, como buen Don Palomo). Al final le miré el ojo para ver si encontraba el "glaucoma" o lo que fuera y después de una breve exploración le saqué una lentilla doblada y enganchada entre el párpado y el ojo. En cuanto me vio la cara de sorna ya sabía que se le avecinaba. Tanto lo entendió que se pasó el fin de semana ahuecándome los cojines del sofá y preparándome leche con miel para dormir.

Pauli ,que nunca tuvo dolor de ojos.
 Foto  sacada de aquí.


 El lunes saqué el tema porque me mataba la curiosidad de como pudo ver lo que comía el sábado con la lentilla en la coronilla con lo cegato que está y qué se sacó del ojo antes de ir a dormir. Según dice el loco, se puso una lentilla y al ponerse la segunda le dió la sensación que se le caía, la buscó por la pica del baño pero no la encontró, así sí que abrió el paquete de lentillas nueva y se puso otra. Llevaba dos lentillas en la córnea y una bailando la rumba por el ojo, por eso veía bien durante la cena y se sacó dos lentillas.

Ojo a la virulé por poner en aprietos
el principio de exclusión de las lentillas. Fotos sacadas de aquí


Y es que hay un principio de física para esto, el Principio de exclusión de Pauli, que dice que no pueden haber dos fermiones iguales con el mismo estado cuántico a la vez. O lo que es lo mismo: no te pongas dos lentillas iguales en el mismo ojo a la vez.

martes, 21 de enero de 2014

De uñas

Hace un tiempo que me he aficionado a pintarme las uñas, no soy el colmo de la feminidad pero le he pillado gustillo a eso de ir con las uñas pintadas y además no las mordisqueo. Empecé con un rosa clarito y luego me he ido animando, sin filigranas. 

A principios de semana andaba yo chafardeando en la perfumería del Mercadona unos esmaltes cuando oigo a una clienta decir a la dependienta:

- Busco un esmalte que no sea muy clásico pero nada demasiado llamativo. No soy de las que se pinta una uña de color diferente a las demás...me parece vulgar...muy choni.

BLUPS, doble BLUPS...en ese momento yo llevaba las uñas granate y la del dedo anular de diferente color, así que dejé de mirar esmaltes y me escabullí hacia la caja a pagar la compra y mirándome el dedo anular . Una vez en casa me pesó no haber pasado del comentario y de haberme quedado con las ganas de ver que colores nuevos había por allí. Me gusta guarrearme las uñas de colores, sea o no sea vulgar, así que esta mañana he vuelto a la carga y me he comprado dos esmaltes, los más flashy que he encontrado.




Ahora, si me perdonan, voy a poner algo de música chumba-chumba y a cardarme el pelo.

sábado, 18 de enero de 2014

Mudanzas

Cambiarse de piso suele ser un poco estresante y bastante emocionante, sobretodo si pasas de compartir piso con amigos a irte a vivir sólo con tu pareja. Por un lado está el buscar un piso nuevo, que esté bien, en un sitio que te guste y que no te sableen vilmente con fianzas y demás ( tres meses de fianza, uno para la inmobiliaria y el mes por adelantado y que te devuelvan la fianza del piso anterior). Cuando ya tienes el ojo echado a uno, el estrés de quedártelo antes que alguien pague a la inmobiliaria (siempre dicen que el piso tiene más novios, sea o no verdad) y empezar a empaquetar lo habido y por haber del piso antiguo.

Foto sacada de aquí


Me mudé en Agosto y aunque en Julio ya empecé ha meterlo todo en cajas y estaba convencida de que a finales de Agosto me iba a la playa con todo el piso montado, los cálculos no sirvieron para nada. 

  • Si calculas que necesitarás 12 cajas y 7 viajes al nuevo piso, en realidad se necesitarán 500 cajas y 320 viajes. Nosotros al final nos arrepentimos profundamente de no haber contratado una empresa de mudanzas pero es lo que toca cuando una anda en crisis. Cuando llevas unos cuantos paquetes hechos piensas en atajar, ¿porqué empaquetar 500 cajas cuando puedes hacer sólo 200? Te pones manos a la obra, hay que deshacerse de ropa y electrodomésticos que nunca utilizaras, curiosamente la mitad de la ropa que sobra en mi el armario es de mi novio. Después de llegar a un acuerdo de 50-50 (yo tiro una prenda vieja y él otra) hice 498.5 cajas y perdí todo un día en mirar la ropa y discutir con él.
  • Si crees que el sofá lo podrán subir tu novio y tu cuñado por módulos en el ascensor, no sólo no entrará ni de coña por el ascensor sino que tu cuñado estará enfermo ese día y lo tendrás que subir como puedas por las escaleras haciendo malabarismos. 
  • Si utilizas el coche para hacer la mudanza, te gastarás el sueldo en gasolina porque harás miles de viajes más de lo que creías en un principio pero te darás cuenta que cualquier cosa puede estrujarse casi a la mitad de su tamaño y no pasa casi nada, casi nunca. También experimentarás el mérito y el sabe hacer que se necesita para atar a la baca del coche el colchón o parte del sofá sin que se caiga por ningún lado, al más puro estilo Operación paso del estrecho.
  • Adquirirás un nuevo respeto por agentes de mudanza y transportistas, sobre todo cuando toque subir nevera, lavadora y ciertos muebles por las escaleras.
  • Finalmente cuando tengas toooodas las cajas en el piso nuevo te darás cuenta que no era tan espacioso como pensabas y  paradójicamente tendrás que ir a Ikea a comprar algún mueble. Además  tendrás que sortear a tu madre y a tu suegra se intentarán encasquetarte los millones de manteles, trapos de cocina, sábanas y toallas que no utilizan.
  • ... y claro, ni de broma irás a la playa a finales de Agosto, ni a principios de Octubre.
Pero no todo es malo, aunque dé pena dejar el piso antiguo por los años que has vivido allí, el barrio nuevo está llenito de sitios por investigar. Además hace ilusión organizar el nuevo piso además aunque a principios de Enero del año siguiente aún haya cajas que no has desempaquetado y sólo hayas puesto una lámpara y tres cortinas.

Larga ausencia

Después de mucho tiempo sin pasarme por aquí, he pensado que ya era hora de volver. Porque es es un muy entretenido y te lo pasas genial compartiendo con otros blogers, he seguido leyendo todos los blogs que seguía y he añadido algunos. La verdad es que escribir y leer engancha y durante todo este tiempo lo he echado de menos. Durante este tiempo me he mudado de piso, me he quedado sin trabajo, me han salido canas y he descubierto nuevas aficiones, también me he dado cuenta que soy un poco friki. Así que yo y mis frikadas volvemos al bloggg!